lunes, 8 de abril de 2019

ALnavío: Rusia se juega todas las cartas con Nicolás Maduro

Mientras Estados Unidos repite una y otra vez que hará todos los esfuerzos necesarios para lograr la restauración de la democracia en Venezuela, lo que implica la salida de Maduro y para lo que no descarta apelar incluso a la opción militar, Rusia hace sus propias manifestaciones de fuerza y desafía a Washington dándole parte del aliento que Maduro requiere para sostenerse en el poder con facilidades financieras, acuerdos comerciales y hasta la posibilidad de enviar más efectivos a su territorio.


Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, cuenta con el aval de más de 50 naciones comenzando por Estados Unidos, país que ha aprovechado la coyuntura para no sólo rechazar a Nicolás Maduro sino también la persistencia del comunismo en el hemisferio. Maduro, aunque deslegitimado ante la mayoría de los países, se apuntala en pocos, pero poderosos aliados, como Rusia, China y Turquía.

Aunque China le ha brindado su apoyo ha mantenido una postura moderada en medio de la severa crisis política e institucional que vive Venezuela, mientras que Turquía, que también ha dado su respaldo, se inclina más por intentar concretar nuevas opciones de negocios en la agónica coyuntura del régimen de Maduro. Pero destaca el caso de Rusia porque, más allá de la solidaridad con Maduro, ha asumido una actitud desafiante que eleva su peso en el escenario geopolítico.

Esta postura de Rusia responde en buena medida a las tensiones crecientes entre Moscú y Washington, que encuentran en la crisis venezolana un terreno para medirse.

Una muestra clara fue la llegada de militares rusos a Venezuela a fines de marzo mientras el mundo cuestionaba a EEUU por incluir la opción militar en sus eventuales escenarios de actuación en la crisis venezolana. Lo más llamativo fue la exhibición que se hizo del arribo de esos 100 efectivos rusos, lo que ya anticipaba el uso político que tanto Maduro como el Kremlin le darían al hecho.

Desde Moscú se informó que los militares estarían en Venezuela el tiempo que Maduro lo requiera, ya que cumplen labores de mantenimiento de equipos que previamente habían sido provistos por Rusia al Gobierno venezolano. Incluso anunciaron que planean abrir este año en Venezuela un centro de mantenimiento de helicópteros que ya está en construcción.

La presencia de los militares rusos tuvo coletazos de importancia: generó molestias en la Casa Blanca, llegó a considerarse como un tema a discutir en la OTAN y despertó profunda inquietud en los países fronterizos de Venezuela.

Las autoridades rusas optaron por las respuestas altisonantes ante cualquier cuestionamiento. A Colombia y Curazao, por ejemplo, les advirtieron que no influyan negativamente en la evolución del régimen de Maduro ni sirvan de soporte a cualquier actuación de otras naciones en Venezuela.

Lea la nota completa https://alnavio.com/noticia/18143/actualidad/rusia-se-juega-todas-las-cartas-con-nicolas-maduro.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario