lunes, 18 de marzo de 2019

Jesús "El Negro" Veroes Casadiego, el venezolano detenido en Miami, construye un gigantesco centro comercial en Caracas

La caída de "El Negro" Veroes, dueño de las tiendas "Crash" en Margarita y de empresas en otros países, pica y se extiende.

La puesta en prisión de Jesús "El Negro" Veroes Casadiego (conocido en los bajos fondos como "El Negro Veroes”, detenido la semana pasada en Miami, pone en jaque al dueño del Grupo "SIGO", de Margarita, y socio-testaferro de su salvador económico, luego de estar quebrado Milton Martínez), al mal llamado salvador Dante Rivas, al conocido empresario insular Luciano "Chanito" Marín (Grupo "Gatsby"), al ex-gobernador de Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa, y a Juan Carlos Leiros (cabeza del grupo "Leiros"), entre otros conocidos depredadores del dinero de la nación.


La prisión de "El Negro Veroes", también pone en jaque y acorrala judicialmente a conocidos testaferros y cadiveros (beneficiados de  CADIVI) insulares.

Hasta el momento resulta incuantificable la cantidad de dinero estafado al país por estos grupos liderados por los inversionistas solapados y socios, tal como Milton Martínez, así como del inmenso monto en dólares y euros que han invertido impunemente. Desfalco a la nación de magnitudes tan grandes que ha llamado la atención de la comisión de contraloría del parlamento venezolano.

Mucho se ha conocido del andamiaje de corrupción armado por “El Negro” Veroes, protegido, a todos los niveles que se pudieran imaginar, a través de denuncias en medios de comunicación, diputados regionales, nacionales y ONG’S, que han dado cuenta de solo una pequeña parte de lo que pudiéramos denominar un monstruo de mil cabezas de la corrupción.

Y es que en esta maquinaria 'devoradora de dólares' figuran nombres como del ex-gobernador del estado Nueva Esparta, Carlos Mata Figueroa, y jóvenes propietarios de urbanismos y empresas "exitosas" como el Grupo Leiros, Guaaao y Metropol, todos relacionados a Martínez.

Estos grupos intentan maquillar el desfalco a la Nación con planificadas  coartadas ya descubiertas.

En esta lista de "nuevos emprendedores", también,  se puede destacar el ya tradicional negocio de importación de alimentos y electrodomésticos, adquiridos con dólares preferenciales y revendidos al pueblo venezolano a precios de mercado internacional.

Lo cierto del caso es que tras la caída de “El Negro” Veroes,  y las investigaciones desarrolladas por la Asamblea Nacional, el Departamento de Estado de USA ha ordenado la anulación de las visas y permisos de comercio exterior de estos "revolucionarios del siglo xxi", exponiéndolos ante la colectividad y generando rechazo de comunidades como la de venezolanos de ascendencia árabe, a la cual pertenecen algunos de estos “empresarios” depredadores, quienes han comprado grandes extensiones de terrenos en la isla, así como han construido grandes centros comerciales y urbanismos, tanto en Nueva Esparta como en Caracas, de los cuales tendrán que dar explicación a la justicia, de dónde salió esa grandísima cantidad de dólares invertida.

Prueba de lo dicho es la construcción en Caracas, en la subida de Los Naranjos, Municipio El Hatillo, de uno de los centros comerciales más grandes de Latinoamérica, el Centro Comercial  "Parque Cerro Verde", cuyos socio principal es Milton Martínez, apareciendo igualmente, como asociado, el  hoy prisionero y seguro cantante hasta del Ave María ante la justicia norteamericana, el "Negro Veroes", realidad por todos conocida.

En la construcción y permisología complaciente de este monumental centro comercial, financiado con dinero prácticamente devorado a la nación, y de PDVSA que, seguramente,  nunca se recobrarán, -a través de bancos de dudoso capital que se prestaron para ello-; se violaron todas las leyes de urbanismo existentes, que cuenta, además, como próxima construcción, un inmenso hotel ya diseñado y, al parecer, aprobado subrepticiamente por autoridades cómplices.

Pues sí, está gigantesca construcción del CC "Parque Cerro Verde", estructura que deberá ser expropiada próximamente en beneficio de la estafada Nación venezolana, posee la bicoca de 300.000 M2 de construcción, 7 niveles, 480 locales para tiendas, 117 espacios para oficinas distribuidas en 2 pisos y más de 3.000 puestos de estacionamientos. Además, cuenta con 94 locales gastronómicos (feria de comida), 10 salas de cine con tecnología de vanguardia y una inmensa plaza para dar cabida a grandes eventos.

Estos pseudo empresarios se han organizado en lo que se ha dado en llamar Bandas Piratas del Caribe, los cuales no descansan en sus intentos de salir ilesos de los señalamientos que a diario se les hacen, propiciando acercamientos con Juan Guaidó, por supuesto que escondiendo inútilmente sus fuertes vinculaciones y sociedades.

Para el pueblo decente, estas personas tienen las manos manchadas de sangre de su propio pueblo y hasta las de sus familiares, por lo que se han hecho merecedores del más contundente rechazo y repulsa de los venezolanos en general.

No hay comentarios:

Publicar un comentario