domingo, 20 de enero de 2019

¿Quién es Mario Bonilla y qué relación tiene con la familia presidencial?

Joven, adinerado e investigado por la justicia estadounidense: Mario Enrique Bonilla Vallera, de 28 años, forma parte del esquema de lavado de $1.200 millones provenientes de operaciones fraudulentas de Pdvsa, en el que han sido implicados funcionarios venezolanos, banqueros extranjeros, e, incluso, el dueño de Globovisión, Raúl Gorrín.


Aunque Bonilla no pertenece actualmente a ningún organismo del Estado, sí ha tenido conexiones con el Gobierno que comenzaron en la universidad, cuando estudió con el hijo menor de Cilia Flores, Yoswal Alexander, y se afianzaron en 2013, cuando ingresó a la nómina la Procuraduría General, dirigida entonces por la primera dama.

Desde ese momento, el abogado comenzó a viajar con regularidad, y cambió los aviones comerciales por vuelos chárter, de acuerdo con fuentes de migración. También estableció compañías en Miami y Panamá.

Pero, ¿el éxito de este joven empresario es legítimo? Las autoridades estadounidenses señalan a Bonilla, agregado a la acusación el 17 de agosto de 2018 como testaferro de “Los Chamos”, hijastros del “Funcionario 2”, a quienes transfirió importantes sumas de dinero de los fondos petroleros venezolanos.

Conexiones claras, nombres ocultos

“Los Chamos” y el “Funcionario 2”, su padrastro, aún no han sido identificados en las audiencias o en los registros de casos vinculados al lavado de $1.200 millones de la estatal venezolana Pdvsa. Sin embargo, la conexión con Mario Bonilla sí ha sido clara. El venezolano es acusado por la justicia estadounidense de ser su testaferro en cuentas bancarias y otros negocios, y de haberles transferido $200 millones, provenientes de este esquema corrupto.

En agosto, fiscales de Estados Unidos congelaron propiedades y activos en el sur de Florida pertenecientes a empresarios involucrados en el delito: 17 viviendas y algunas fincas de caballos, cuyo valor oscila entre $22 millones y $35 millones. Cuatro de las casas se ubican en la exclusiva zona de Cocoplum, en Coral Gables, y una de ellas pertenece a Mario Bonilla, de acuerdo con la dirección fiscal que registra una de sus empresas en Florida. Las propiedades congeladas serán confiscadas si los acusados son declarados culpables.

Pero, ¿qué conexión tiene Bonilla con el Estado venezolano? Mario Bonilla, de acuerdo con información obtenida por El Pitazo, estudió en la Universidad Santa María, donde coincidió y entabló una amistad con Yoswal Alexander Gavidia Flores, hijo menor de la primera dama. Este vínculo le abrió las puertas en la Procuraduría General de la República, a la que ingresó como trabajador el 7 de enero de 2013. Para entonces, Flores estaba al frente de la institución.

Su labor en la Procuraduría cesó el 5 de junio de 2014, devengando un salario mensual de 1.119,32 bolívares. En total, durante casi año y medio, de acuerdo con su cuenta individual en el Seguro Social, acumuló un salario de Bs. 82.829,68.

Tras su salida del ente, no fue inscrito en el IVSS, como trabajador, por ninguna otra empresa. Sin embargo, fuera de Venezuela, iniciaría una fructuosa trayectoria, ahora como empresario.

Lea la nota completa https://elpitazo.com/investigacion/quien-mario-bonilla-relacion-la-familia-presidencial/

No hay comentarios:

Publicar un comentario