martes, 8 de enero de 2019

Armando Armas: Gobierno de Uruguay apoya a Maduro porque le lava el dinero

Luego de que el presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez, adoptara la decisión de no acompañar la declaración del Grupo de Lima, respecto al desconocimiento del presidente Nicolás Maduro a partir del próximo 10 de enero, el diputado a la Asamblea Nacional, Armando Armas, afirmó que el mandatario uruguayo apoya al gobierno porque es “cómplice de la corrupción y el lavado de dinero en la que se sustenta la dictadura de Venezuela”.


“Por ello no se opone a que permanezca en el poder, aún sabiendo que es un usurpador”, dijo el parlamentario citado en una nota de presa. “Tabaré Vásquez y el partido Frente Amplio han convertido a Uruguay en un paraíso fiscal para lavar el dinero sucio proveniente de la corrupción que ha imperado en Venezuela, durante los períodos de Hugo Chávez y Nicolás Maduro”, agregó.

Armas argumentó que la decisión de Vásquez, al igual que la de los presidentes de México y Bolivia, constituye un acto de “complicidad y alcahuetería” con un gobierno que, a su juicio, es “ilegítimo e ilegal” y que mantiene al pueblo venezolano sufriendo la peor crisis humanitaria de la historia, coarta todas las libertades y viola los derechos humanos de quienes se oponen pacíficamente.

“El que no condene esta dictadura y todo lo que está pasando en Venezuela, se convierte en sospechoso automáticamente, más aún si se trata de un jefe de Estado de la región”, indicó.

En octubre de 2017, cuando el diputado del Partido Nacional de Uruguay, Rodrigo Goñi, presentó varias demandas penales relacionadas con la designación de fondos públicos destinados a financiar empresas sin viabilidad y cuyo principal y único cliente era el gobierno venezolano, Armas propuso conformar comisiones binacionales para investigar los casos de lavado de dinero y que se castigara a los responsables.

Entre las acusaciones formuladas por Goñi destacan que todas las exportaciones a Venezuela se financiaron con el Fondo Bolívar-Artigas, mediante un fideicomiso producido por las compras de petróleo venezolano por parte de la empresa estatal de hidrocarburos de Uruguay, Ancap, donde negociaron alrededor de 100 millones de dólares.

“También existen otras denuncias públicas desde el año 2005 que involucran directamente al anterior período de Tabaré Vásquez, cuando Uruguay ingresó a este esquema de corrupción y blanqueo de capitales a través de Petróleos de Venezuela y Ancap, que de acuerdo a los auditores sumaron $26.973 millones”, precisó Armas.

Aseveró que en Venezuela “manda la corrupción”. “Maduro ha avasallado las instituciones democráticas y utilizado el dinero del pueblo para enriquecer a su entorno”.

Armas pidió a la comunidad internacional apoyar el acuerdo del Grupo de Lima, de exhortar a Maduro a no tomar posesión el 10 de enero y transferir el poder al Parlamento mientras se convocan nuevas elecciones presidenciales. Este pronunciamiento ya fue respaldado por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Por último manifestó su respaldo al nuevo presidente de la Asamblea Nacional y compañero del partido, Juan Guaidó, quien planteó que a partir de este jueves se reafirme la ilegitimidad y desconocimiento de Nicolás Maduro. También propuso que el parlamento asuma la representación del pueblo ante la comunidad internacional, se instale un órgano para la transición, se inicie el proceso para la restitución del orden constitucional, autoricen la ayuda humanitaria y se cree el fondo para la recuperación de los activos provenientes de la corrupción

No hay comentarios:

Publicar un comentario